Mi música


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

jueves, 11 de agosto de 2011

Julio del 42, París


Julio del 42, París

Se acostó como todas las noches, cansada y desorientada por todo lo que estaba ocurriendo en la ciudad.

Emma, abrió la ventana para dejar pasar la brisa nocturna y desde aquel ventanal podía contemplar la belleza de París, esa gran ciudad donde de día todo era algarabía y de noche el silencio se hacía patente.

Jean Michel aun no había llegado de la reunión que asiduamente iba todas las noches.

Llamaron a la puerta de forma estrepitosa y ante tal acción se asustó. Pensó que no era Jean Michel  pues, además de llevar las llaves, él llamaría de otra manera.

Saltó de la cama como si la persiguiesen miles de aves carroñeras; apenas pudo ponerse las zapatillas y salió espantada.

Era la policía empujando la puerta para adentrarse en la vivienda. Vociferando preguntaron por el marido, pero ella sin poder casi hablar le señaló que no se encontraba en esos momentos. Registraron la casa de arriba abajo, pero no hallaron a nadie más que a una hermosa niña que arrancaron de la cama y empujándola hacia el pasillo la dejaron en brazos de su madre.

La policía le indicó que recogieran lo imprescindible, una manta, unas zapatillas y un par de vestidos.

Al poco estaban en la calle ante la mirada curiosa de los vecinos que sin dar crédito a lo que estaban viviendo no hicieron nada por impedirlo.

Emma y su hija Irma lloraban sin consuelo. La pequeña no cesaba de preguntar a la madre qué les iba a pasar, pero no había respuesta para ello.

Los judíos franceses estaban fichados desde 1940 y por tanto conocían las direcciones de todos ellos.

Pronto se vieron metidas en una larga fila de personas donde sólo se escuchaba el llanto de los pequeños y el lamento de los mayores. Apiñados en unos autobuses como cerdos, iban sin conocer el destino.

Irma era una niña valiente, de ojos azules y los cabellos rizados. Le hablaba a su madre diciéndole que sería una equivocación, que pronto estarían en  casa con papá, pero bien sabía Emma que su hija estaba lejos de la realidad.

El autobús paró y le hicieron bajar, estaban en el Velódromo, allí como chinches vivieron, o mejor dicho subsistieron, durante cinco largos días sin comida y sin gota de agua que llevarse a la boca.  Veían como morían mujeres y niños, otros se suicidaban y algunos eran asesinados mientras intentaban huir.

Mientras tanto Jean Michel pudo escapar de la redada y escondido en un sótano de la vivienda pensaba cómo podría recuperar a su mujer e hija, su desesperación era tal que en muchas ocasiones quiso salir del escondite para ir tras ellas, pero tenía que soportar el dolor para posteriormente poder recuperarlas. Esas eran las misivas que le indicaron en las reuniones. Tenía que ser fuerte y valiente; ellas estarían bien se decía a sí mismo.

Los altavoces del Velódromo anunciaron que las mujeres deberían ponerse a la derecha, los hombres al fondo y los niños delante formando filas.

Irma , agarrada a la falda de su madre, no quería ir; lloraba sin cesar pero un policía la arrancó de su regazo  y sin contemplación ninguna la empujó para formar fila.

Caminaba y miraba hacia atrás hasta que dejó de ver la figura de su madre…sin dejar de llorar y gritar.

Tanto los niños como los mayores fueron conducidos a diversos campos de concentración donde de inmediato los encerraron en habitaciones que parecían cuadras. Allí Irma ayudaba a los más pequeños contándole cuentos y cantándole canciones.

Los días iban trascurriendo en la nada, en la soledad de una habitación atestada de niños llorando porque tenían hambre y sed; algunos padecían serias enfermedades y morían sin piedad.

Como pudo, Jean Michel, llegó hasta el campo de concentración donde estaba su hija, entre los matorrales podía observar el aspecto de aquellos críos pero se impacientaba porque no lograba verla.

Todos los días y a la misma hora se aferraba entre esos zarzales donde la esperanza era lo último que perdía. Por fin y, con lágrimas en los ojos, pudo verla entre todos aquellos pequeños. Rapada, sucia y desnutrida, era su aspecto. Ahora sólo le preocupaba recuperarla, tenía que idear algo para llegar hasta ella, cómo lo haría era su principal preocupación.

Una mañana muy soleada y, como de costumbre, salieron  de los barracones obligándoles a hacer trabajos forzosos bajo un sol de justicia. Irma cayó de bruces al suelo, su delicada palidez aclamaba que se hallaba enferma. Se acercó uno de los policías, le agarró la mano y la miró fijamente a los ojos, era el hombre que siempre veía cercano a su casa, en París. Quiso, con la mirada, decirle algo que ella captó de inmediato. Observó entre los matorrales y pudo ver a su padre. Emocionada le saltaron lágrima de los ojos, pero tuvo que contenerlas ya que de lo contrario la delataría. Sabía que la esperaba, la esperaría siempre hasta que pudiera salir de ese infierno.

Y así fue como un día y ayudada por aquel vecino policía salió escondida entre las vallas del campo donde se encontraba. Corría sin parar y las fuerzas comenzaban a flaquear, pero tenía que seguir, seguir hacía delante donde su padre la esperaba.

Irma ya no fue la misma chica de siempre, en sus ojos se reflejaba la tristeza, el miedo y la desesperación de haber visto a cientos de niños morir sin piedad.

Irma a la edad de 40 años se suicidó.

P.d._ Me inspiré en el libro "La llave de Sarah". Autora Tatiana de Rosnay


84 comentarios:

  1. Hola corazon triste historia un final feliz para la niña
    un beso cielo

    ResponderEliminar
  2. Hola Princesa: Me ha gustado tu historia, La llevaste muy bien - triste sí-
    ¡Qué inspiración!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La tristeza invade, hechos que fueron sufridos por tantos seres!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  4. LA DISCRIMINACIÓN Y LA IGNORANCIA, HAN SIDO FACTORES DE MUCHAS PERDIDAS DE LA VIDA MISMA. CONMOVEDOR RELATO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  5. ¡Doloroso, querida poeta! Duele y avergüenza cómo el mundo dejó que aquello ocurriera. En fin. Hoy me voy un poco cabizbajo, tristón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola inma, me has encogido el corazón con este relato, por algo no leo este tipo de literatura, no es que dé la espalda a la realidad de nuestra historia, pero me duele tanto que me protejo no abriendo esos libros, ni viendo ese tipo de películas.
    Este año "consentí" leer un libro de lectura que les dieron a leer en el cole de mi nena, "el niño con el pijama a rayas", me lo llevé de vacaciones y porque era delgadito y así sabía que mi angustia sería corta, no tendrían tiempo en recrearse en ese sufrimiento, ni yo tampoco, nos sabes lo que lloré a medida que llegaba al termino del mismo, como ahora que se me ha nublado la vista.
    Que atrocidades se han llegado a cometer y las que aún se cometen, bajo la prepotencia y la enajenación mental de algunos que han llegado al poder secundados por otros tantos que no se hallan menos mal de la cabeza.

    Ten un buen día querida mía y no dejes que el fantasma de la derrota te venza y sigue siendo tu misma, sigue plasmando tus letras tal como lo vienes haciendo, es así como eres y como nos gustas.
    Besitos azules muasssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga, un triste relato, doloroso y lleno de esperanza ante el sufrimiento… vergüenza ante hechos tan crueles y pasividad por dejar que ocurrieran…

    Un beso Princesa

    ResponderEliminar
  8. Conmovedor, una triste y bonita historia,
    me ha gustado, sabes llegar al corazón.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bien contado ese dolor, esa pérdida, ese oprobio.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  10. Historia estremecedora, sin duda. No he leído el relato que te inspiró pero apetece. Besos.

    PD: París siempre es un gran escenario, para cualquier obra.

    ResponderEliminar
  11. Es una pena, que habiendo podido optar por vivir, haya por propia decision, elegido morir.

    ResponderEliminar
  12. Una historia realmente desgarradora, una mas de las muchas que sucedieron y que siguen sucediendo en este mundo.
    Es increíble lo que el ser humano es capaz de hacer a sus semejantes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Una historia conmovedora, emparentada con tantas que ocurrieron en aquella sangrienta etapa. Estremecedora, ya que las secuelas son permanentes.Muy bien contada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bien expresado ese dolor, esa pérdida, ese oprobio.
    Como pueden suceder estas cosa?
    Me ha llegado al corazón.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Aun no comprendo como puede haber en este mundo seres con tanta maldad en su corazón ...

    Se quito la vida porque ellos la mataron cuando la capturaron , le robaron las ganas de vivir

    Que puede decir una ante semejante tragedia

    Muchos besos Princesita

    ResponderEliminar
  16. Tu relato me ha conmovido, es muy triste, pero me ha encantado tu manera de transmitir, eres una perfecta escritora y te admiro.

    Besos muchos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Inma.
    Realmente terrible lo que ocurrió en la 2ª Guerra mundial con los judíos.
    Un relato que penetra en el corazón y hace reflexionar sobre lo horrible de las Guerras.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  18. Que tiempos. Que historias.

    Que pena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Triste historia pero lamentablemente sucedieron muchas parecidas. La crueldad del ser humano no tiene límites.

    ResponderEliminar
  20. De estas historias hubo muchas, roguemos a Dios para que esos sucesos no se repitan en la historia.
    Unos episodios que sólo un loco pudo lograr.

    ResponderEliminar
  21. Cuando leo estos sucesos, me entristece saber hasta donde puede llegar la maldad del ser humano.
    Final triste para una niña, cuya vida posterior estuvo traumatizada por los horrores que vivió, de ahí, posiblemente su suicidio.
    Un buen relato amiga, sobre todo, para que nadie lo olvidemos nunca y aprendamos de la historia, esa que casi siempre y por desgracia se repite.

    ¡Dios quiera que nunca sea así!

    Un abrazo Princesa.

    ResponderEliminar
  22. La separación de su madre, el terror que vivió, puede que no pudiera superarlos.
    Que jamás se repita todo ese infierno.
    Extremece leerlo, que nunca más se llegue a esas atrocidades ni a ninguna otra.

    Un fuerte abrazo y un gran beso.

    ResponderEliminar
  23. Pero que estupendo el relato.

    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. Terrible todo lo que ocurrió en la 2ª Guerra Mundial. Triste suceso muy bien relatado por tí.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Yo vi la película.
    Con tu escrito nos has mostrado la esencia de una terrible realidad que sufrieron muchos seres humanos.

    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  26. No tienes nada nuevo pero te dejo mis saludos.

    Feliz fin de semana, guapísima.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Conmovedora tu entreda de hoy, no sé como los seres humanos nos hacemos tanto daño.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Y lo peor es que aún hoy, hay algunos que dicen que nunca pasó.

    Otra vez las letras delicadas como tu sabes.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  29. Conmovedora historia. Heridas que nunca cierran.¡Excelente! Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  30. ojalá nunca se vuelva a repetir tanto dolor y vileza, un besin de esta amiga admiradora

    ResponderEliminar
  31. Con lo corta y maravillosa que es la vida....y que la ambición y los intereses de unos pocos puedan provocar algo tan horrible como un guerra...es algo imcomprensible para los humanos...humanos.
    Muy bien redactado. Besos

    ResponderEliminar
  32. Ya te lo he dicho más de una vez relatas de maravilla, investiga, toma notas, recopila y poquito a poco escribe tu propio relato que será de esta misma vida, sin invenciones, ni sátiras ni fantasías, si no la realidad de una propia vida. Esperare ese día. Un beso

    ResponderEliminar
  33. Historia sin duda fuerte pero a veces estos tiempos que no ha tocado vivir nos descubre grandes barbaridades cometidas por los que dicen ser "la raza humana" y miro a mi perro y me gustaria entablar una converzacion con el,seguro seria mas racinal ..me alegro de verte escribir y muchasssssssssssssss gracias por tus generosos comentarios un beso fuerte para ti

    ResponderEliminar
  34. Delicados momentos de nuestra historia que jamás deberíamos olvidar, evitando de esa manera que volviera a suceder. El ser humano debe crecer y desarrollarse en la plenitud del SER. Y elevar su conciencia por el bien de la Humanidad.
    Bien narrada la historia. Cuantos de eso hechos habrán sido reales.
    Un abrazo grande mi querida amiga.
    mara

    ResponderEliminar
  35. Barbaridades que deben enseñarnos.
    Nos gusta la historia Princesa.

    un besos de elregalodetupresencia.

    ResponderEliminar
  36. Una razón para detestar y no apoyar nunca a los que vivieron aquellas fechas en Alemania, Francia, España... como una 'época apacible'.

    ResponderEliminar
  37. Hola, Princesa.

    Los horrores de la guerra, claramente retratados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Princesa, nuevamente por éstos lares deleitandome con esta sublime entrada que nos dejas, genial, te mando un fuerte abrazo muy cercano.

    ResponderEliminar
  39. Dejo deseos de que goces una buena semana!!!!!!

    Y que...

    "Mires todo lo bello , hasta en la tempestad"
    (web)

    Cariños

    ResponderEliminar
  40. Todo lo que un hombre o una mujer se puede imaginar es susceptible de existir o haber existido.
    Me ha gustado.
    ¡Volveré !.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Me ha gustado mucho, mientras lo leía pensaba en el libro del que te has inspirado, no hace mucho lo leí, y también he visto la pelicula.
    Espero que nunca vuelva a suceder algo semejante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Tremendo desenlace, el de Irma y el de todos los niños.

    ResponderEliminar
  43. gracias por tus comentarios en mi blog, es un honor tener gente de nuestra tierra ANDALUCIA. Quedo encantado de tu blog y siempre que pueda me pasaré pasar contemplar las bonitas palabras que das con el cariño de tu corazón. besos.

    ResponderEliminar
  44. Tu relato parece de una extrema crueldad, pero tenemos que saber que en esto momentos están pasando cosas parecidas muy cerca de nosotros. Algunas nos las sirve la televisión mientras comemos tan tanqulos. No podemos mirar para otro sitio aunque, es verdad, uno no sabe qué puede hacer en lo concreto y en este momento. Mi sugerencia no llega a mucho más que al hecho simple de estar alerta. Un beso

    ResponderEliminar
  45. Has contado un relato que refleja perfectamente lo que muchas almas han tenido que vivir y padecer por los ideales de personas que, siendo enfermos mentales, consiguen alcanzar el poder. La verdad es que la literatura y el cine, están llenos de historias que después de un dolor cruel, los protagonistas alcanzan la dicha, pero en la realidad, muchas veces no ocurre así y aquí lo has expresado de una forma tan bonita que hasta duele.

    Con tu permiso, princesa, dejo una parte de los pensamientos de Facundo Cabral que tiene mucho que ver con tus palabras: "Además, la felicidad no es un derecho,
    sino un deber; porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio.
    Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar a seis millones de hermanos judíos."

    Un beso grande y que tengas una tarde maravillosa.

    ResponderEliminar
  46. La perversión de aquellos tiempos ha dejado marcas indelebles en toda una generación.

    Desgraciadamente nadie sale indemne del infierno.

    Triste historia, sobre todo porque otras fueron reales.

    Un beso.

    Carlos de Apenas penas.

    ResponderEliminar
  47. Inma, me dejas helado con este escrito, es incompresible que historias como estas hayan pasado, es muy duro lo que vivieron.

    Estuve en un campo de concentración y los pelos se me ponían de punta. Salí de allí realmente impresionado

    Te dejo un fuerte abrazo y espero que el verano vaya de maravilla por las playas de Cádiz...

    ResponderEliminar
  48. Sobrecogedora la historia Princesa, yo precisamente he visto todas las películas de los nazis, y la verdad, no hay palabra humana para describir el horror de las escenas que he visto, la mayor deshumanización que ha habido a lo larbo de todos los tiempos. Un abrazo paisana.

    ResponderEliminar
  49. No la culpo. Es tentador cerrar los ojos para al menos descansar de tanta maldad
    Pero... un poco más de esperanza y podemos ver, también al menos, el reflejo del amor
    Es mi fe

    Dos besos
    (y per si de cas, felicitats princesa!)
    al + mc

    ResponderEliminar
  50. Una historia desgarradora con un final triste. La vida es a veces cruel y tiene estos finales.
    Un abrazo.
    Adelaida

    ResponderEliminar
  51. Paso, vuelvo a leerte y dejo mi abrazo.

    ResponderEliminar
  52. ¡Ah, el arte del relato! Es un género tan difícil. Enhorabuena por este que nos ofreces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Una manera muy humana de reflejar la sinrazón de aquella época.
    Besos mientras preparo el traje de romano para mañana. Toca bici.

    ResponderEliminar
  54. Por aquí estoy echando un vistazo a tus ultimas entradas a mi regreso de vacaciones. Fuerte y conmovedora historia en esta ultima entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. No acabo de aclararme con la organización de los blogs tal cual están ahora. En dos es imposible acceder y éste le falta actualizar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Hola, gracias por la bonita y conmovedora historia que has compartido.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  57. Hola querida amiga, buen relato, de dolor y sufrimiento.. que muestra que la maldad humana existe.. y que de verdad... la vida.. puede ser a veces dura y desesperado..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  58. Impactante...tremendamente impactante y triste
    :(

    Se te echa de menos, tocaya.

    Un besito

    ResponderEliminar
  59. Espero que todo bien, esperamos con impaciencia verte pronto por aquí de nuevo

    Abrazos

    ResponderEliminar
  60. Muy interesante tu blog con excelentes tomas, me animo a seguirte.


    Un saludo

    www.raul-sp.blogspot.com

    ResponderEliminar
  61. Que bien lo has reflejado. Se comentieron unas grandes barbaridades con los judios, yo no sé como pudieron sobrevivir en esas condiciones.
    El final fué un cúmulo de desgraciadas vivencias que no pudo superar.

    ResponderEliminar
  62. Hola amiga, un relato que rememora los terribles años de la bestia nazi. Triste, pero muy bueno. Saludos.

    ResponderEliminar
  63. Hola,princesa preciosa, estoy de vuelta este es un saludo cortito para decirte que estoy feliz de leeros otra vez. BICOS.

    ResponderEliminar
  64. ¿Todo va bien?

    Un gran saludo desde "Tomara que tu viera...".

    ResponderEliminar
  65. No he sabido nada de ti, espero en DIOS que te encuentres bien

    Princesita un Año me da DIOS de Vida nuevamente ,ya que mañana cumplo años , prepare una mesita sencilla para todos los que me quieran acompañar
    ojala tu estes bien , no te preocupes si no llegas a Tiempo tu sabes que las puertas estan siempre abiertas ....

    Te dejo un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  66. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  67. Que triste historia! Ojala que las cicatrices de las heridas del corazon de esa nina no sean obstaculo para triunfar en el futuro. Un placer estar aqui.

    ResponderEliminar
  68. Hola Inma.
    Vengo a saludarte y a desearte que estés bien.
    añoro tus publicaciones.
    Besos desde Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  69. Dos besos y un abrazo

    ResponderEliminar
  70. Hola Princesa 115: Vengo a tu casa, después de mi larga ausencia, y veo que ahora faltas tú.
    Espero que estés bien amiga.

    Pero antes de tu marcha, nos has dejado, una sobrecogedora historia, con un triste final.

    Bikiños. Ángel.

    ResponderEliminar
  71. Hola Inma:
    No se si verás este, pero paso a felicitarte en el día de la Ibnmaculada Concepción, tu Santo.
    Te mando un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  72. Vengo a tu casa para desearte Feliz Navidad, ya que por la mía no pasas, un gran saludo.

    ResponderEliminar
  73. Bos días amicus:
    Emocionante y terrible. Cuántas realidades han sido así?
    Impresionante, de fuerte naturalismo.
    Fantástico relato;ojalá sólo sea imaginativo y nunca realidad.
    Breves saludos acongojantes
    Deica logo amicus...

    ResponderEliminar
  74. Estas palabras mensajeras a traves de las distancias, deseo lleguen a ti y seres queridos , portadoras de cariño y energias de BienEstar:
    Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
    Que la Buena suerte te persiga.
    Que cada día y cada noche tengas muros contra el viento, y un techo para la lluvia.
    Que tengas alimento junto a la fogata y, risas para consolarte.
    Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,

    Y........todo lo que tú corazón desee!
    .
    FELIZ NOCHEBUENA..FELIZ NAVIDAD!!!
    .
    Abuela Cyber
    .

    ResponderEliminar
  75. Felices Fiestas!

    Que comiences bien el nuevo año.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  76. Espero volverte a ver muy pronto, tengo pendiente de ti.
    Besos mi princesa.

    ResponderEliminar
  77. Hola princesa, espero que estes bien, me acuerdo de tí :) te deseo que todo te vaya bien, echo de menos leerte.
    Moitos biquiños e agarimos.

    ResponderEliminar
  78. Muy buen texto, una historia que impresiona, tal real que se sufre con ella. El tiempo pasado no logra borrar tanto abuso.


    mariarosa

    ResponderEliminar
  79. Un fuerte abrazo querida Princesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estas en mi Corazón, no te olvido , te extraño
      Princesita ...

      Besos

      Eliminar
  80. Me duele en el alma, cuando me vuelven a mi mente imágenes tan crueles y si sentido. La verdad que el hecho más cruel de la historia, se deposita en la injusticia que se ha dado a éstas pobres víctimas.
    Un abraciño

    ResponderEliminar
  81. Hola Princesa, he visto tu comentario en el blog El piano, y me ha alegrado "verte" después de tanto tiempo.
    Feliz fin de semana.
    Un calido abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...