Mi música


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

miércoles, 11 de agosto de 2010

Sueño o realidad...


Una tarde calurosa de agosto.



José estaba sentado, como era habitual, en el sofá mientras veía la televisión. Su cuerpo mojado por el sudor que salía de todos sus poros.


Olga miraba por la ventana, estaba inquieta, se despojaba de sus ropas pero José ni se percataba.


Optó por irse a la cama, allí podría soñar y disfrutar de su cuerpo.


Como un milagro sonó el teléfono, era Tomás…un mensaje donde decía que fuera a su casa.


Ella, sin pensárselo dos veces y poniéndole una excusa a José, se dirigió hacia los brazos de Tomás.


Por el camino se hacía miles de composiciones, se hablaba ella misma de lo que le diría al llegar.


Era una casa de lujo, un chalet a las afueras de la ciudad, pero eso a ella no le importaba ya que estaba enamorada de él.


Toco al timbre y Tomás salió envuelto en una toalla dejando visible su torso musculoso.


La llevó a la piscina, allí agasajándola con frutas y cava se dieron un pequeño chapuzón, después la llevó al jacuzzi para que se relajara de la intensa semana de trabajo.


Estaba entusiasmada porque todo eran halagos y muestras de cariño, cosa que ella necesitaba dada las circunstancias en que vivía.


Pero como mujer curiosa que era entró en un gran habitáculo y vio muchas fotos de mujeres verdaderamente guapas y con cuerpos espectaculares. Eran los trofeos de Tomás.


Se decía ella misma qué tendría porque ni era guapa ni su cuerpo era para tirar cohetes. La verdad es que no lo entendía, pero tampoco quería hacerse muchas preguntas, sólo disfrutar del cariño y amor que recibía de él desde hacía más de tres años.


Hicieron el amor hasta la saciedad, disfrutando de cada momento y experimentando situaciones nunca vividas por ella.


Recostados en la cama, Tomás le iba diciendo lo mucho que la quería, le contaba batallitas y le comentaba que con ella había conocido lo que era la paz, el sosiego.


Olga era feliz, pero sabía que al volver a casa se sentiría mal por las miles de preguntas que se haría pero también pensaba que nunca encontraría respuestas.


Al anochecer regresaba a su casa impregnada de amor y del aroma de su cuerpo, aroma que no quería borrar para seguir recordándolo.






Sonó el timbre de la casa y asustada se despertó empapada en sudor y medio desnuda…estaba en su casa y de lejos escuchaba la televisión que José estaba viendo.







46 comentarios:

  1. Me hubieré gustado mucho que Olga no se hubiese quedado dormida...Bello relato, Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muy bello relato lastima que fuera un sueño
    un beso coraozn

    ResponderEliminar
  3. Olá Princesa,

    Como sempre, histórias de encantar, com sentimentos e questões que nos fazem reflectir se será apenas "un sueño o realidad"!

    Ou será tão somente a "realidad" feita "sueño"?

    Mas é bom sonhar!

    É sempre bom sonhar!

    Eum abraço e até sempre,

    José Gonçalves
    (Guimarães)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, de sueños no se vive, pero al menos lo disfrutó....

    Cruda realidad la de las Olgas, muchas hay por el cosmos. Ayer, una señora en la panadería, contaba, a voz en grito, la fiesta -no siesta- que se había marcado con el marido después de dos años de ni mirarla!!! Le faltó hacer bando desde el ayuntamiento!

    Besos, amiga!!

    ResponderEliminar
  5. Vengo a agradecerte tu visita a mi blog en unos momentos tan tristes para mí. Todavía ando sumido en la tristeza y no sé si retomaré o nó el blog, el tiempo lo dirá. También aprovecho para pedirte disculpas por haber desaparecido tu comentario pero fue culpa mía al actualizar la entrada(hice pequeños cambios al poema), un error sin ninguna mala intención por mi parte.Tu educado comentario no daría motivo para hacerlo.
    Un cordial saludo
    Francisco J.

    PD Gracias de corazón

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa, el sueño es bonito. Bueno, el otro día leí tu comentario, lo del Premio de Dardos, la verdad es que no se como va. Me lo podrías explicar más claro, por favor, si quieres. No me han dicho nada. Eres la primera única que me lo pidiste. Eres una persona muy maja con respetuosa. Y también te doy muchas grácias por tus comentarios cuando puedas. Si no puedes, no pasa nada, sin obligatorios. Ya que andas un poco liadilla. A mi también ando como tu. Bueno, ya nos diremos alguna cosa. Besos fuertes desde Girona.

    ResponderEliminar
  7. Princesa: a veces hay que despertarse pronto de los sueños, para poder dejar restos al proximo sueño, y hacerlo mas real.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Vas a destrozar el psicólogo de playa que hay en mí: ¿por qué no aconsejar a Olga que le diga un par de cosas a ese Jose y, después, sí, se vaya a soñar...?
    ¡Ah! pero no con Tomás
    Con alguien que no le haga el amor hasta la saciedad sino que hasta la saciedad la haga amor
    (Pero desengáñate, de esos no hay. Algunos -vanidad aparte- intentamos aprender; pero no conseguimos ni lo primero)

    Besos (aun sin concisar)
    Al + Mc

    ResponderEliminar
  9. hola Princesa, qué buena historia , muy buena construcción e inesperado final...felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  10. dulce sueño de verano...besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Princesa. Realmente la actitud de la mujer me resulta muy familiar. Te felicito por el relato. Es muy bueno y el final muy acorde con el resto.

    ResponderEliminar
  12. Kuyen
    Así es la historia, así es la vida...nunca sabremos si es sueño o realidad. Pero si se da en muchos hogares esta situación.

    Gracias

    ResponderEliminar
  13. Hola Luna
    Fue un sueño, pero bien podría ser realidad.
    Gracias guapa

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Si, José es bueno soñar, pero a veces cuando despiertas de ese sueño te topas con la realidad y caes porque te das cuenta de tu verdadera historia.

    Gracias por tus siempre bellas palabras.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Verónica, efectivamente hay muchas Olgas por el mundo, uy...pero imagino que lo llevan como pueden, jajaja.
    Por cierto a esa mujer no le faltó motivos para publicarlo en la prensa, pues despues de dos años debería estar desesperadita, jajaj.
    Cosas de mujeres.

    Besos y espero con menos calor

    ResponderEliminar
  16. Gracias Arobos por pasarte por mi blog.
    Efectivamente los sueños son sólo eso...SUEÑOS.
    Pero como dije antes, también puede ser realidad.

    ResponderEliminar
  17. Hola Francisco J.
    Yo también agradezco que te hayas pasado por mi blog.
    Espero que tu situación pase poco a poco y retomes la cotidiana vida, todo pasa.
    No te preocupes, volveré a entrar.

    Gracias

    ResponderEliminar
  18. Hola Noemí, eres un encanto de mujer y me agrada que entres por aquí.
    Ahora paso por tu blog y te comento lo que tienes que hacer con el premio...sabes? te lo mereces por tu tesón y entusiasmo.

    Un beso fuerte de tu amiga

    ResponderEliminar
  19. Hola Jose Luis.
    No me gusta mucho soñar porque después todo es falso y la vida no es como la sueñas, pero...
    Precisamente ahora estaba algo adormilada y he tenido una pesadilla, ufff el corazón se me salía.

    Besos y suerte

    ResponderEliminar
  20. Hola "su chico". Muy buen comentario, me gustó.
    Sabes? Olga estaba ya cansada no sólo de pedir pasión, sino también amor y eso lo vemos continuamente en muchos hogares.
    Es un relato que bien puede ser un sueño o una realidad. Plasma lo que está pasando en la sociedad actual.

    Besos,ummm dos?

    Besos, espero que

    ResponderEliminar
  21. Gracias Bettiana por entrar a este pequeñito blog.
    Espero que te haya gustado, me pasaré por el tuyo

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Pues si Fernando era un sueño de verano por el calor se acusaba, pero bien puede darse también en invierno con otro escenario.

    Gracias por entrar

    Sueño o Realidad?

    ResponderEliminar
  23. Gracias Marcos por no perderte ninguna entrada, gracias de verdad...eso ayuda.

    Y siii, es familiar esa situación por eso lo titulé sueño o realidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Otra vez viajar el olvido...
    Pusiera haber sido realidad, claro que si.

    ResponderEliminar
  25. Sí, lo acepto Princesa, lo del Premio Dardos y luego te diré algo por si tengo dudas. Un beso muy fuerte mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  26. Aquí estoy Noemí, para lo que te haga falta.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Mira, yo he vivido esas cosas.. .y mejor que no sean sueños, porque se convierten en pesadillas. Las cositas clara y si no estas a gusto con alguien, puerta. Todo lo demás es tortura :)

    ResponderEliminar
  28. Y los sueños, sueños son.
    Pero ¿qué soñaría José, o con quién, que no era capaz de notar lo que ella sentía o soñaba?
    Ay niña, siempre haces pensar.


    He tardado en entrar pero ha habido unos días de despegue peceril.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Alfonso: Olgas las hay en todas partes y cada cual lleva su historia como puede...algunas se ven atadas por cuestiones económicas, otras por los hijos...quién sabe lo que ésta Olga tenía en mente.
    Cada caso es diferente.
    Por supuesto que se convierte en pesadilla, pero quizás no tenga más remedio que dormir con un valium todas las noches.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Parkerazul:
    No sé lo que José soñaría, pero lo que está claro es que la situación, como dice Alfonso, era irremediable...pero ¡ojo! para los dos, ehh.

    Eso me gusta haceros pensar, jajaja

    Besos amiga

    ResponderEliminar
  31. Gracias por los animos que me has dejado en mi blog. Te tiendo mi mano por si la necesitas. Seguro que sabes donde encontrarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. A ti te doy también las gracias Ragnarök (batalla del fin del mundo) porque seguro que necesitaré una mano amiga y te buscaré en tu blog, no?

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Espero que algun dia no sea solo un sueño y ella pueda vivir esa realidad

    Un abrazo mi querida amiga

    ResponderEliminar
  34. Gracias Patricia, seguro que ella también lo esperaría y así sería feliz.

    Besos amiga

    ResponderEliminar
  35. Hola Princesa, antes de nada gracias por seguir mi humilde blog, he ojeado el tuyo y me encanta, vaya relato mas bonito el de esta foto, con tu permiso me uno al grupo de seguidores, un besito de Jose desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  36. Un sueño..., pero quién no ha tenido en sueños a la persona que más quiere o, en su defecto, a la que más le atrae. Lo malo es, luego, despertar y darse cuenta de que ni siquiera ha sido algo efímero, simplemente fue algo inexistente, jejeje.
    Bonita entrada. Besos.

    ResponderEliminar
  37. Hola Jose, gracias por seguirme y espero que sigas leyéndome.
    El relato no es nada del otro mundo, sólo intento aprender y expresar.

    Besitos

    ResponderEliminar
  38. Hola JotaEfe.
    De verdad, jajaj después cuando despiertas zass nada es real, jaja pero al menos durante algunos momentos has disfrutado, no?

    Besos

    ResponderEliminar
  39. Te doy nuevamente las gracias por tu nueva visita y pedirte que dentro de lo posible disfrutes de la compañía de ese ser maravilloso que seguro es tu madre(aunque por desgracia no la tienes cerca) y padre si también lo tienes porque llegará ese día en que quieras y ya no puedas.
    Abrazos
    Francisco J. Gil
    PD: Aprobecho para quedarme por aquí, por si un día me encuntro con ganas de seguir por este mundo del blog.

    ResponderEliminar
  40. Me ha sorprendido mucho el final, no imaginaba que fuese un sueño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Hola Francisco, gracias a ti por entrar nuevamente en este humilde blog donde sólo quiero expresar y aprender.
    Hago todo lo posible por cuidar a mi madre y hablarle todos los días porque ella está en una residencia para mayores. Mi padre murió hace unos 20 años, aunque nunca dejo de recordarlo...yo era su ojito derecho.
    Gracias también por quedarte y espero sigas escribiendo porque así te despejarás.

    Besos gaditanos

    ResponderEliminar
  42. Hola Javierrr
    Te sorprendió el final?, jajaj Espero que te haya gustado.

    Besos

    ResponderEliminar
  43. Hola princesa: Olga encontraba la felicidad en los sueños que la realidad no le ofrecía. Me pregunto porqué seguía encadenada a un ser que no le proporcionaba la felicidad soñada. ¿Economía, hijos, miedo, conformista rutina? y no encuentro respuesta que justifique mínimamente ese dejar de luchar por una felicidad merecida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Pues Pepe creo que muchas mujeres están encadenadas por diferentes motivos, tú has descrito algunos de ellos. Creo que hay que ponerse en la piel de esas Olgas para saber qué es lo que están pasando. Y no sólo existen mujeres encadenadas, también hay hombres. Y uno de los motivos es el económico porque tienen que pasar la manutención de los críos, pagarse sus propios alquileres de casa y muchas cosas más.
    No existe ningún tipo de ayuda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...