Mi música


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

sábado, 5 de marzo de 2011

Monólogo....

Creo que todos necesitamos algunas risas y pasarlo bien, por ello os traigo hoy (a falta de inspiración) un monólogo que me envió mi amigo Juan Carlos


Monólogo de Anabel Alonso







Las mujeres somos víctimas de un complot urdido por mentes perversas que se reúnen en un lugar secreto y deciden lo que ellos llaman 'tendencias de moda'.


¿Quiénes son?. ¿Cómo lo hacen?. Yo me imagino que llega Paco Rabanne y dice:


- 'Veo que este año se va a llevar el azul petróleo'.


Y saltan a dúo Victorio y Lucchino:


- 'Eso, eso. Y los jerséis sin mangas, pero de cuello alto, ¡y que se jodan!'.






¡Y date por jodida! Porque la moda no es una industria. ¡Es una secta dirigida por maricones! Y de esos seres que nos odian ¿qué podemos esperar?... Si nos hacen ir con estos pantalones que se abrochan en la rabadilla y nos hacen creer que vamos bien (Creo que lo hacen para que luzcamos esos ridículos tangas que tanto molestan). O con esos otros pantalones de pata larga que van limpiando las aceras.


¿Ustedes saben lo que son las fashion victims? Son las mujeres que han caído en sus redes y ya no pueden escapar. Esas que cuando se acercan a un escaparate, oyen voces en su cabeza: 'El poder de la moda te obliga', 'el poder de Dior te gobierna'.






Realmente, yo me di cuenta del poder que tiene esta secta cuando intenté comprarme un vestido rojo. Parece fácil, ¿verdad? Un vestido rojo. Pues no. ¡Porque las tiendas están en el ajo! Son las representantes de Dior en la tierra. Y, claro, llego yo, y le digo a la dependienta:


- Buscaba un vestido rojo.


Y me suelta:


- ¿Rojo? Este año no viene nada en rojo. Este año viene el azul petróleo.


- ¿Y eso rojo de ahí?


- Eso es la funda del extintor, pero si quieres te la saco.


¡Así es como empiezan las sectas: anulando tu voluntad! Porque, de repente, me veo diciendo:


- Vale, sácame uno azul petróleo de la 38.


Y, en ese momento, la dependienta me mira como se mira un Fiat Panda desde un todoterreno:


- ¿La 38? Tú estarás entre la 40 y la 42.


Claro, yo la miré a ella como diciendo: 'Y tu estarás entre gilipollas y tonta del culo'


Pero le dije:


- Perdona, yo soy una 38.


- No, si ya. Pero es que este año viene la 38 ceñida, ¿sabes?


Y es que ese es el segundo paso de la estrategia de la secta. Disminuir tu autoestima para poder dominarte mejor. Ahí, yo dije:


- Con esto no me pillan. ¡Yo me pruebo la 38 aunque me la tenga que meter a rosca!


Y, claro, te miras al espejo y ves lo que ves. Una morcilla. Una morcilla azul petróleo.






Y digo yo: si en todo el mundo un metro es un metro y un kilo es un kilo, ¿por qué la talla 38 no es siempre la talla 38? Tú vas al Carrefour y la talla 38 se la puede poner King África y, sin embargo, te vas a Versace y la 38 no se la pone ni Melody.






Total, que hice lo que hacemos todas: llevármelo. Sí, porque pensé lo que pensamos todas: 'Así me obligo a adelgazar'. 'Me obligo a adelgazar.'


¿Seremos idiotas? A las dos semanas te estás obligando a regalárselo a tu sobrina. ¡Es como comprarte unos zapatos del 34 para obligarte a que te encoja el pie!






Pero es que ese es otro de los síntomas de que estás entrando en la secta:


someterte voluntariamente al sufrimiento físico. Aunque, a veces, cuando todavía no estás abducida del todo, consigues tener un momento de lucidez y decir: 'No, no me lo llevo'. Y, entonces, esa enviada del mal que es la dependienta te dice la frase definitiva:


- Llévatelo, no seas boba, ¡que lo puedes devolver!


¡Y lo compramos! Como lo puedes devolver... Eso es como comerte un trozo de moqueta: ¡como lo puedes devolver!






Así que volví a casa con mi vestido azul petróleo de la 38. Me lo pongo y le pregunto a mi marido:


- ¿Como me queda?


- Pequeño.


- ¿Si? ¿Me marca mucho?


- Te va a hacer llagas.


Ahí me dije: 'Anabel, modérate. Esta es otra prueba. La secta de la moda quiere que rompas lazos con tu entorno'. '¡No, no van a poder conmigo!'.


Me lancé a la calle y no paré hasta que encontré el único vestido rojo que quedaba en toda la ciudad. Cuando lo vi, dije: '¡Me lo compro! ¡Que le den a Paco Rabanne !. Y que Victorio le dé a Lucchino .... ' ¡Ja! Y salí de la tienda triunfante, con mi vestido rojo. Pero la alegría me duró dos escaparates.






Es algo que nos pasa a todas las mujeres. De repente, se te viene el mundo encima: 'Coño, ¿y qué hago yo con un vestido rojo, si este año lo que se lleva es el azul petróleo?' Oye, que no pude pegar ojo en toda la noche.


Tuve unas pesadillas... Estaba yo en una misa negra, atada de pies y manos, y los grandes gurús de la moda, rodeándome como en Poltergeist: 'Anabeeeelll. Veeen hacia el glamouuuuur.'


Total, que me desperté, empapada en sudor y dije: '¡Vale, está bien! ¡Me rindo!' Me unté entera con vaselina para que me entrara el traje, y me presenté en la boda de mi amiga Jessi, vestida de azul petróleo.


Cuando llegué a la iglesia me encontré con que íbamos todas iguales...Allí había más azul petróleo que en una playa del golfo Pérsico. Ahí te das cuenta de que te han captado, has entrado en la secta, y a partir de ese momento honrarás a Victorio y a Lucchino, no nombrarás a Chanel en vano y amarás a Dior sobre todas las cosas.






















PD.¿Alguién me puede explicar qué coño es el color 'azul petróleo'?? Tardé siglos en comprender que las cosas pueden ser de color buganvilla, no me jodáis ahora con el petróleo, por favor!!!!







62 comentarios:

  1. jajajaja, supongo que el color petroleo, debe ser una mezcla de gris y azul, pero vaya nombrecito le han puesto, eso debe ser porque esta tan caro
    jejejej.

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma.
    Gracias por compartir este monólogo.

    A veces damos vueltas y vueltas buscando algo que queremos y no hay manera.
    La moda es la que manda.

    Estupendo este post.

    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar

  3. · ¡Ahora que empezaba a reconocer el color fucsia...!
    En el mundo de la moda, del consumo, la tomadura de pelo es universal.En otros mundos... también

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  4. verde petroleo.,..????????? estamos en las mismas amiga..rsrsrsr

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Si es una buena forma de masificarnos y de convertir a muchas en bulimicas y anorexicas.

    Por suerte aún existen las que gozan del vestirse a su modo.

    Pase un rato precioso riendome de lo lindo.

    Recibe mi cariño

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga. Que me parece genial aparecer como quien te envió esto por correo, es que sabía que te reirías y me encanta que lo hagas. Has añadido valor, yo no sabía quien lo había hecho en el Club de la Comedia. Ahora lo leo escuchando a la gran Anabel Alonso.
    Muchos besos, amiga y parafraseando a los frikis: que la sonrisa te acompañe.

    ResponderEliminar
  7. Princesa:

    Dicen que la moda no incomoda j,j,j, pero a veces se usan ropas muy extravagantes.Yo opto por lo clásico a la hora de elegir algo por lo que no pasa de moda j,j,j.

    Un montón de cariños para ti y que estes bien amiga.Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  8. TREMENDO POST. GENIAL!!!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  9. Nunca viene mal poner algo de humor en la seria realidad. Muy gracioso Inma, gracioso y real como la vida misma.

    Un beso y muchas sonrisas

    ResponderEliminar
  10. No vienen mal unas risas de vez en cuando y tu hoy has conseguido poner una sonrisa en mi cara con esta entrada.Aunque el trasfondo del tema, la "moda" y como nos la enfocan, sobre todo con esto de las tallas no es para tomárselo ha broma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Estos monólogos son muy buenos y especialmente los de Anabel Alonso. Es muy graciosa esta chica. Buen domingo se presenta entre risas. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Sonrisas ¿no pensaste que lo primero es crear la neesidad? ¿que la tallas cambiaron de nombre? y obseva como la moda marque negro, ponte negro por que sino diran uffffffffff. Creo que perdemos el YO. No vivo con que diran, pero me molesta la manipulacion. Besos

    ResponderEliminar
  13. Me place que a través mío, hayas conocidoa a Juana de América.

    En Wikipedia hay una reseña bastante acabada y sus poemas los encontrarás en la web.
    Son hermosísimos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  14. jejeje, yo no voy a la moda. Yo voy a la tienda con la idea más o menos de lo que quiero traida de casa y si lo encuentro bien. Y si no, me voy, que me espanta estar entre tanta gente, me levanta dolor de cabeza y no soporto en tiendas de esas, con la música a todo volumen, ni dos horas. A mí si que no me van a hacer de esa secta, jajaja, o eso espero, jaja.
    Besos de nubes de azúcar, de esas rosas que venden en las ferias, que hace mucho que no las veo porque no voy a ninguna feria claro¡¡

    ResponderEliminar
  15. Jajajajajajajaja, me he hartado de reir con este monólogo, la verdad es que en ésto de las modas se hacen tantos adeptos que terminan por abducirte hasta la sesera.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu presentación no solo por lo bien que me lo he pasado, me reí mucho, si no porque espero que haya gustado a todos y nos hayamos reído todos.
    no hay nada como la risa para el sentirse bien.

    Estos días estoy de vacaciones en Alicante y la semana que viene iré a las Fallas en Valencia. Es el motivo por el que no estoy tan atento a los blogs amigos, procurare no fallar mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Madre mía que razón lleva esta mujer, jejjejej, que tengo el armario lleno de ropa para cuando adelgaceeeeeeeeeeeeee, jejejjeje.
    Gracias por esta entrada tan divertida.
    Raquel

    ResponderEliminar
  18. He disfrutado ese monólogo. Es magnífico.

    ResponderEliminar
  19. Hola Pakiba
    Eso mismo digo yo, jajajaj el color azul petróleo cualquiera sabe de donde lo han sacado porque el patróleo es negroooo, jajajja.
    Gracias amiga por comentar
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Noel
    Pues no sé si debe ser caro o no pero lo cierto es que nos quieren volver loca con todo eso de la moda.

    Un beso y gracias

    ResponderEliminar
  21. Hola amiga Montserrat.
    Creo que la moda hay que tomarla a medias porque no todo lo que sale le siente bien a todos.
    El monólogo me lo envió mi gran amigo Juan Carlos y se lo agradezco enormemente porque me hizo reír, espero que tú también t¡lo hayas pasado bien.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Hola ñOCO Le bOLO, gracias por tu comentario
    Pues sí, este mundo de la moda es para volverse loco, pero efectivemente no es el único que nos enloquece, por desgracia hay muchos sectores más que nos invaden.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hola Poeta del cielo
    Espero que te haya gustado y reido tanto como yo cuando me lo mandaron.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola Abu, encantada de tenerte por aquí, es una alegría grande la que me das y me aportas mucho.
    Efectivamente es una manera de influir en las chicas y llega a tal punto que se convierten en anoréxicas, complicada enfermedad. Aunque cada vez, pienso, es menos pues ya se está concienciando la juventud.
    Me agrada que lo hayas pasado bien, esa era mi intención, además ya tocaba reír, no todo van a ser penas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola Juan Carlos, amigo.
    En primer lugar gracias por mandarme el correo y sí, me reí mucho...ya tocaba ehhh.
    Pues cuando lo leí pensé que debería tener autor, no fue difícil...ya sabes San Google, jajaj.
    Anabel Alonso es que es genial.

    Un beso enormeeeeee

    ResponderEliminar
  26. Hola amiga Rayén
    Opino lo mismo que tú, por muy moda que sea no todo siente bien y creo que le personalidad está ahí, elegir la indumentaria correcta, aquello que pueda favorecer más que desfavorecer.
    Yo también opto por lo clásico dentro de una cierta medida.

    Estoy un poco mejor, aunque aún no me han dado los resultados de la prueba.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  27. Senillamente: ¡BUENÍSIMO!
    Toda la verdad, y nada más que la verdad.
    Me encantan este tipo de escritos que con ironia cuestionan lo que hay y el reflejo que tienen en nosotras, que por muy libres que seamos, a veces acabamos "cayendo como moscas".

    ResponderEliminar
  28. Excelente monólogo. La verdad que son las modas las que visten a las mujeres. Y los gustos propios no valen para nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Hola RELTIH
    Gracias por comentar de nuevo. Espero que te haya gustado y reído de lo lindo, jajaj.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Hola Cipriano, mi poeta favorito, jajaj.
    Siii, ya tocaba poner algo de humor porque la vida son dos días y no todo va a ser penas.

    Mil besos y mi mejor sonrisa

    ResponderEliminar
  31. Hola Jesús, me alegro de tenerte por aquí de nuevo, me hace mucho bien.
    Me alegro de que te haya gustado y reído, pero es cierto, lo de la moda es algo serio y a veces cruel con las personas más sensibles.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Jajajaja; pero que bueno Princesa, francamente me he reido un rato porque es tan real como la vida misma, lo mismo que estamos en manos de los que nos gobiernan tambien estamos en manos de la moda, un fuerte abrazo desde Reinosa Princesa.
    Por cierto; efectivamente la foto la tuve que hacer despues de un pequeño chaparron como se aprecia en la nube del extremo superior izquierdo.

    ResponderEliminar
  33. Gracias por siempre estar.

    Cariños

    ResponderEliminar
  34. Simplemente genial. No he visto el monólogo, pero sí que he visto actuar en teatro a Anabel Alonso y he llegado a pensar si no es la nueva Lina Morgan.

    Una buena sonrisa para empezar la semana.

    Besos de la talla XL.

    ResponderEliminar
  35. Más de una fashion victim he conocido por ahí. Servidor como anda casi siempre con ropa de senderismo (es de lo más cómodo), no tiene tantos problemas de modas ni de tallas.
    Eso sí la mayoría de las dependientas de las tiendas de ropa las escogen con muy buen ojo. Me pido ser jefe de selección de recursos humanos de Inditex.

    ResponderEliminar
  36. Las mujeres han estado siempre esclavizadas por la tiranía de la moda, en todas las culturas; y siguen estándolo, eso es lo peor. Sin contar que los que imponen las modas ridículas son tipos que dan vergüenza ajena. Jejeje
    La que se libre del todo que levante un dedo (con la uña pintada del color que esté en boga, claro), pero me temo que aquí no levanta el dedo ninguna, que estamos tiranizadas, desde las del burka a las del burka-38 ¡porca miseria!

    ResponderEliminar
  37. De la moda hay que coger lo que te guste, y lo que no dejarlo pasar. Vestir a la moda quizas es algo que queda para los excentricos.

    ResponderEliminar
  38. Llevo un tiempo apartado de hacer visitas a los amigos. Poco a poco me volveré a poner al día. Ten un buen inicio de semana.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Azul petróleo es como dejan los mariconazos (as) de este mundo, nuestro precioso mar al tratar de lavar su inmundicia en él

    (Es grato comprobar que no necesitas silbido alguno)

    Dos besos
    al + mc

    ResponderEliminar
  40. Inmaculada, no sabes lo que me he reído. Y me imaginaba a la misma Anabel Alonso, (que gesticula muchísimo y es una excelente comediante española)y no podía parar de reír. Que bueno soltar carcajadas. Gracias por tus palabras en mi blog, me conmoviste, no creo merecerlas pero las acepto con mucho cariño. Por cierto, ¿cómo está tu hijo? Espero que todo esté bien. Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Hello! The blog is very good!
    Congratulations!
    http://nelsonsouzza.blogspot.com
    Saludos!

    ResponderEliminar
  42. Hola, Princesa:

    Es este día especial, un abrazo para ti... ¡Felicidades Mujer!

    Con cariño,

    Rafael H.

    ResponderEliminar
  43. Excelente monólogo Princesa, nada mejor que una/o misma/o para decidir lo que quiere. Nos pasamos la vida aceptando todo lo que nos ponen a nuestros ojos a veces por imposición ¿de quién? y ¿por qué?
    La moda no es más que otra forma tiránica de comprar tu propia autoestima en forma de vestido y lo sufren muchas mujeres y también hombres que a veces no saben decicir lo que quieren ponerse para salir a la calle, debido a ciertos complejos, aunque la verdad es que tampoco se lo ponemos fácil los demás, porque el ser humano tiene muy mala leche y muy mala levadura. Pero bueno, siempre ha sido así y lo importante es saber siempre y en todo momento lo que uno quiere y necesita.

    Una gran artista Anabel y muy inteligente.

    Un beso y un fuerte abrazo Princesa. Juan

    ResponderEliminar
  44. Divertiddísimo, Princesa. Gracias por compartirlo.

    Aunque tarde ¡Feliz día de la mujer!

    Un abrazo. María.

    ResponderEliminar
  45. Hola cielo mio espero que estes bien si la verdad reirnos nos hace mucha falta
    Te deseo un Feliz dia de la Mujer
    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  46. Hola mi querida Inma, esto va bien de buena mañana, echarse unas risas, aunque sea en silencio para no despertar a los durmientes de casa jajaja

    Es que Anabel Alonso es buena ee, tiene un no sé qué, que cuando la ves, ya empieza uno a sonreír antes de que abra la boca, solo con las poses.

    Es muy bueno este monólogo, realmente bueno.
    Y digo yo, ¿porqué haremos coña de lo que nos sucede más veces de las deseables? No me refiero que nos pase al nivel de estos "grandes" pues a menor escala, sí.
    Quien este libre de no haber caído alguna vez en las redes de algún dependiente a comisión que lo diga ahora o que calle para siempre jajaja


    Besitos azules mi querida amiga, ten una buena semana (lo que queda jeje), muassssssssssssssss

    ResponderEliminar
  47. Pues qué bien que te entretengas con estos monólogos de época. Me gusta que se hayan puesto de moda los monólogos. A fin de cuentas es un triunfo de la palabra. Me gustan más los diálogos, pero, a falta de pan... Se trata, a fin de cuentas, de agudizar el ingenio para captar la atención del espectador oyente unos cinco minutos. No es poco ni está mal. Un beso

    ResponderEliminar
  48. Jajajajaja, supongo que una de las pocas diferencias que hay entre hombre y mujeres es que para nosotros el melón es una fruta, para vosotras puede ser un color jajaja. un saludo

    ResponderEliminar
  49. Vaya guasa que tiene le monólogo...

    Espero que pronto te llegue la inspiración y nos hagas disfrutar con tus escritos!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  50. Pienso que TODAS las señoras tenéis mucho mas gusto, criterio, decisión y saber hacer, que todos estos diseñadores juntos. No los necesitáis para nada, quizás lo único es que se tendría que romper con eso que se llama "consumismo", ¿verdad?.
    De todas formas, siempre estáis guapísimas.

    Un saludo grande.

    Princesa: el blog veoveo2 ya está completo y continúo en el veoveo3. Puedes acceder a culquiera de los tres, clicando en donde lo pone, en el margen superior derecho de cualquiera de los blogs y saltar de uno a otro. Espero que te guste, ya he colocado unas cuantas.

    ResponderEliminar
  51. Pude ver a Anabel Alonso con este monólogo. Me reí de buena gana,y ahora al leerlo de nuevo, vuelvo a pasar un buen rato.
    Has tenido buena ocurrencia.
    No te tengo abandonada, es que a veces me pierdo por ahí.

    Un beso

    ResponderEliminar
  52. JEJEJJEJE verde petroleo jejejejejejeje que pecha de reir me acabo de dar jejejejejeje muchas gracias por regalarnos un poco de humor
    siempre es muy bien recibido.....

    Un sincero abrazo besos humildes
    que tengas un feliz dia....

    ResponderEliminar
  53. Hola, paso a visitarte para despedirme, estaré una larga temporada lejos de internet, necesito tiempo para mí, para dedicarme a mi familia y a escribir, sin pensar en otra cosa, espero que lo entiendas.

    De nuevo te doy las gracias por todo, por visitarme, por tus escritos, por compartir sentimientos y sobre todo por el cariño y respeto que siempre me has mostrado.
    Recibe un fraternal abrazo de esta amiga en la distancia.
    Hasta la vista

    ResponderEliminar
  54. Hola, me encanta estar de nuevo en tu blog, Princesa.

    La moda no la dicta Cibeles, sino la clase con quién la lleve, no hay más moda que la que se lleva aunque no este en candelero y se va marcando de agusto que se está con ella, la sencillez es lo que cuenta, lo demás ni caso, puede que ellos no entren ni en esas tallas ni puedan pasear su propia moda, pero por desgracia, y aunque me salga fuera de contexto, hay que decir, no , a la tallla.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  55. Empecé contestando a uno por uno, pero llevo días sin poder entrar el tiempo suficiente para poder seguir haciéndolo.
    Así que os agradezco a todos las visitas y los comentarios. Creo que hemos pasado un rato agradable con este monólogo de Anabel y para eso se las pinta solita.

    Un gran besos a todos, os quiero

    ResponderEliminar
  56. Jajaja, a ver si me aclaro, resulta que Juan Carlos puso la idea ¿no? en el club, y Anabel lo escribió como de incógnito ¿me aclaro? De su blog vengo directa a conocerte, grata sorpresa.

    Da lo mismo, Anabel, es que las hay mártires del glamour tomadura de pelo. Caen cual abejitas delgadísimas, claro, o no cuela, en la llamada de los brujos diseñadores, pero hay mujeres en ese cotarro, poco importa que sean maricones, al contrario, suelen captar mejor a la mujer y sus debilidades, nada tengo contra el respetable gremio gay que conste.
    Azul petróleo, pos todas de petroleras, para troncharse, y gastándose locuras. Lo explicas magistralmente, con una fina ironía de gran altura. Lástima de mujeres sin criterio, esclavas de las modas, una pena que no compren en los mercadillos de los pueblos, se pierden el ambiente y llevar a casa unos tomates de huerto, rojoooos. Besito, me has fascinado fashion a topes.

    ResponderEliminar
  57. Hola Natalia, a ver... Juan Carlos me envió el correo con ese monólogo, me pareció muy divertido y yo, a falta de inspiración, lo puse como entrada. El monólogo lo hace la propia Anabel Alonso, que es de primera.
    La moda no es más que eso que todos sabemos, dinero y política por medio, algunas les hacen caso, otras pasan olímpicamente...pero las hay que por estar a la moda llevan unos modelitos de no haberse mirado al espejo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  58. Muy bueno y gracioso, mi querida Princesa/Inma, y una realidad. Pero bueno,también es verdad que las mujeres, en otros aspectos,estamos más liberadas que los hombres, por ejemplo: las niñas de recien nacidas van tanto de rosa como de celeste; las mujeres podemos ponernos falda o pantalón;las mujeres podemos estar pendientes de más de una cosa a la vez;las mujeres siempre estamos seguras de ser madre de nuestros hijos;las mujeres aguantamos mejor el dolor, y encima;las mujeres tenemos ese sexto sentido que nos ayuda para saber lo que hacer,antes de tiempo; y las mujeres podemos dar muestras de afecto a nuestras amigas, sin que nos tilden de lesbianas.
    Un besote muy muy fuerte

    ResponderEliminar
  59. Aclarado Princesa, perdón, soy algo torpe. Gracias por compartir ese monólogo genial de Anabel.
    Bienvenida a mi blog, besitos.

    ResponderEliminar
  60. Me pareció buenísimo y divertidísimo. "Veeen hacia el glamouuuuur".

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...